Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Calidad, cuidado y mantenimiento

Estos factores alargan ostensiblemente la vida útil de su lavavajillas profesional

La inversión en un lavavajillas comercial resulta aún más rentable si este funciona perfectamente durante muchos años y garantiza un flujo de trabajo "limpio" en su área de lavado. A tal efecto, para el uso, cuidado y limpieza, los empleados en realidad solo tienen que seguir indicaciones del fabricante e interiorizar algunas rutinas acreditadas. Esto es muy sencillo, como muestra nuestro artículo.

Tenemos la sensación de que los utensilios técnicos siempre fallan justamente cuando más los necesitamos. Todo el mundo puede imaginarse lo que esto representa para una cocina industrial de un hotel o del sector de la gastronomía: cuando el lavavajillas de repente deja de funcionar o deja de hacerlo correctamente, rápidamente todos los procesos se colapsan. A pesar de todo, para mantener el funcionamiento global, los vasos, platos, etc. han de continuar lavándose. Si es necesario, a mano. Solo que, con diferencia, esto no es tan rentable, higiénico y ergonómico como con un lavavajillas comercial. Además, lavar los platos a mano es poco ecológico y mucho más lento.

Pero no se preocupe: en general, la tecnología de lavado profesional está concebida para una alta carga constante y garantiza una planificación y fiabilidad máximas. No obstante, la empresa y los usuarios tienen que contribuir también y manejar el lavavajillas profesional adecuadamente y limpiarlo, cuidarlo y mantenerlo de manera periódica (¡y correcta!). Es entonces cuando los productos de los fabricantes más destacados realizan su cometido de manera fiable hasta diez años. En este artículo le ofrecemos algunos consejos sobre cómo hacer que la vida útil de su lavavajillas comercial sea lo más larga posible.

La calidad del servicio es importante

Por tanto, durante la selección del proveedor, junto a la calidad de los productos, también debería desempeñar un papel decisivo la calidad del servicio.

El especialista en tecnología de lavado Meiko, de Offenburg, Alemania, galardonado nuevamente en 2018 por gremios del sector por su calidad y fiabilidad, da en este sentido un buen ejemplo y se hace cargo tanto de las tareas de mantenimiento y verificaciones rutinarias, como de las posibles reparaciones, incluido el servicio de urgencia de 24 horas, siete días a la semana. Un almacén bien surtido acoplado a nuestras sucursales garantiza además la disponibilidad de piezas estándar de recambio en 48 horas.

Cuidado y limpieza de lavavajillas comerciales

También el propio personal operador puede y debería velar para que los lavavajillas comerciales, por así decirlo, den siempre lo mejor de sí. Al fin y al cabo, un trato esmerado de los utensilios técnicos constituye un factor añadido fundamental, puesto que contribuye decisivamente a preservar su funcionamiento durante períodos de tiempo prolongados. De este modo, en el área de lavado se reduce al mínimo la proverbial "arena en los engranajes". Y al final, esto beneficia a todos: empresa, empleados y comensales.

Para ello, es imprescindible que aquellos que después trabajarán con el nuevo lavavajillas, antes de la primera puesta en marcha se familiaricen primero con las instrucciones de uso. Este punto suele infravalorarse, ya que solo un manejo, un cuidado y una limpieza correctos, siguiendo las instrucciones del fabricante, garantiza un funcionamiento prolongado para un lavavajillas comercial.

Para facilitar al máximo el aprovechamiento, la limpieza y el cuidado, también para equipos internacionales y para evitar errores, Meiko, el especialista de Offenburg en tecnología de lavado, concede gran valor a un uso intuitivo de sus aparatos. Además, Meiko ofrece constantemente cursillos relacionados con los temas mencionados.

4 consejos para el uso diario de un lavavajillas profesional

Ofrecemos aquí algunos consejos sobre las tareas mínimas a realizar para que el lavavajillas comercial funcione sin problemas el máximo tiempo posible y se amortice así mejor su adquisición:

1. Llenado correcto

Al colocar platos, vasos y cubiertos, debe prestarse la máxima atención a que ninguno de estos objetos pueda dañar los brazos de lavado u otras partes móviles del lavavajillas. Tampoco se debe sobrecargar el lavavajillas, ya que esto mermaría el rendimiento de lavado. Se debe también tener cuidado en la selección de la cesta: si esta posee una malla demasiado gruesa y está concebida para platos y vasos, otros objetos menores, como cuchillos, pueden deslizarse de forma inadvertida a través de la malla de la cesta.

2. Selección del programa adecuado

La selección del programa de lavado debería hacerse siempre en función del grado de suciedad de la vajilla. Por el contrario, es absurdo y poco rentable hacer que el lavavajillas funcione siempre en el nivel máximo. La vida útil del lavavajillas resultará afectada. En función del equipamiento del área de lavado, puede eliminarse la suciedad más gruesa antes del ciclo de lavado mediante una ducha de mano.

3. Limpieza concienzuda

A pesar del programa de autolavado (o funcionamiento en vacío en el nivel máximo), diversos filtros, así como los brazos de lavado, juntas, bordes, etc. deben limpiarse o lavarse por separado. A diferencia de con lavavajillas domésticos, en un contexto industrial esto puede ser necesario varias veces al día, debido a la gran frecuencia de utilización. Especialmente tras el último ciclo de lavado del día, una limpieza final a fondo es indispensable.

M-iQ Selbstreinigung
El lavado de forma higiénica

Al final del proceso de lavado, el concepto Mi-Q limpia por sí mismo en interior de la máquina mediante el uso del agua presente en los tanques. Sólo los elementos marcados en azul necesitan limpiarse de forma manual.

Limpieza final a fondo indispensable

4. Descalcificación periódica

La sal para lavavajillas filtra la cal del agua y la fija, lo que hace posibles buenos resultados de lavado siempre y prolonga la vida útil del lavavajillas. Por tanto, esta sal especial debe reponerse continuamente. Además, en caso de agua con gran contenido en cal, los lavavajillas comerciales deberían ser periódicamente descalcificados de modo profesional, idealmente utilizando descalcificadores especiales de comercios especializados. En este sentido, el ablandador de agua integrado (opcionalmente) "Active Clean" de MEIKO ofrece la solución perfecta de fábrica.