Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Destinado a brillar

El vaso adecuado necesita el lavavajillas adecuado

Ya sea en Hong Kong, Vancouver o Dubái, en la gastronomía se pueden conseguir grandes márgenes con las bebidas. Quienes ofrecen vino, cerveza, agua mineral y otras bebidas en vasos adecuados no solo ofrece a sus comensales un mayor disfrute y una buena sensación. El gerente de un bar, restaurante u hotel también tiene ventajas concretas mediante una gestión profesional de la cristalería, ya que las copas y otros artículos que se lavan representan un gran coste en el sector de la hostelería y la gastronomía, lo que, como es lógico, también se hace notar en el valor añadido. Un aspecto esencial aquí es la limpieza de los vasos y copas. No es fácil tener un vaso o copa higiénicamente limpio con un brillo perfecto,

ya que muchos factores son decisivos para un resultado de lavado perfecto. En primer lugar, la calidad del vaso o copa juega un papel importante. Puesto que los vasos se lavan muy a menudo en la gastronomía, deberían ser de mejor calidad. Idealmente, es más probable que un vidrio se rompa porque se cae que como consecuencia de la corrosión del vidrio.

Dependiendo de la calidad del agua existente, diversos procesos de tratamiento, como el ablandamiento del agua o la desalinización parcial o total, ayudan a evitar tales efectos. Sin embargo, una mejora real de la calidad del agua solo puede lograrse con agua desalada. Lea a este respecto también el texto "El mejor agua para el mejor resultado de lavado“.

Además, puede suceder que el agua que no se ha tratado correctamente para el lavado deje una neblina gris y depósitos de cal, incluso después de un ciclo de lavado intensivo. Los lavavajillas industriales, como los del especialista alemán en tecnología de lavavajillas MEIKO, pueden equiparse opcionalmente con módulos para el tratamiento del agua, por ejemplo, un sistema de ósmosis inversa.

Wasserenthärtung für Spülmaschinen
Ablandamiento del agua - lavavajillas bajo encimera

Si el agua que utiliza su lavavajillas es dura, necesitará aplicar un tratamiento de ablandamiento del agua para eliminar la cal y obtener unos buenos resultados de limpieza.

También es importante la interacción entre el agua y los productos químicos adecuados, como el detergente y el abrillantador, y la tecnología de máquinas adecuada. La perfecta combinación de productos químicos es decisiva para el resultado de lavado. Una dosificación insuficiente del detergente, por ejemplo, acelera el ennegrecimiento de la máquina y provoca un aumento de la corrosión del vidrio en los vasos y copas. Sin embargo, en caso de una dosificación excesiva el detergente no puede enjuagarse completamente, lo que puede ocasionar un mayor desgaste de la decoración o quemadura del vidrio en vasos o copas. Peligros similares existen en caso de una dosificación incorrecta de abrillantador. Demasiado abrillantador produce rayas feas y muy poco abrillantador puede incluso ocasionar incrustaciones de cal en el calentador y las boquillas de aclarado.

El mejor agua para el mejor resultado de lavado

Durante el ablandamiento del agua, los endurecedores se sustituyen por iones de sodio. Esto hace que el agua dura se vuelva blanda. Previene eficazmente las incrustaciones de cal en la máquina con una mayor demanda de detergente y un mayor esfuerzo de descalcificación.

La desalinización parcial elimina solo una parte de los endurecedores del agua en el proceso de intercambio iónico. Sin embargo, no se añaden iones de sodio al agua, sino iones de hidrógeno, ya que estos no forman residuos.

La desalinización completa elimina todos los minerales del agua y los sustituye por iones que no forman residuos. Al igual que con la desalinización total, un sistema de ósmosis inversa produce agua de ósmosis casi pura y totalmente desalinizada. Bajo alta presión, el agua se filtra a través de una membrana que retiene casi todo su contenido. Las ventajas particulares de esta tecnología son múltiples. Con ella no solo se consiguen resultados de limpieza perfectos sin restos de cal. El método también previene defectos y fallos de las máquinas ocasionados por los depósitos de cal. Esto se traduce a su vez en unos intervalos de mantenimiento más largos. Además, se necesitan mucho menos producto de limpieza y abrillantador para el lavado, lo que hace que todo el proceso de lavado sea mucho más respetuoso con el medio ambiente. En última instancia, este sistema de ósmosis inversa también aumenta la rentabilidad, ya que el abrillantado manual de vasos y cubiertos ya no es necesario, lo que reduce considerablemente la rotura de copas y vasos.

Con su propia marca "MEIKOLON", MEIKO ofrece una solución detergente perfectamente adaptada a los lavavajillas industriales. La compatibilidad del material y el resultado de limpieza dependen en gran medida de la tecnología de la máquina. Esto garantiza unos resultados de lavado óptimos con una protección óptima de la máquina. Los productos altamente concentrados pueden dosificarse en pequeñas cantidades y, por lo tanto, son especialmente económicos.