Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Lavar la vajilla reutilizable de forma flexible

Dos compañías muestran cómo se hace - con la tecnología de lavado de MEIKO

Mehrwegbecher werden in Meiko Maschine gespült

La vajilla desechable es cosa del pasado. Para evitar residuos plásticos y proteger el medio ambiente, los organizadores de grandes eventos apuestan cada vez más por la vajilla reutilizable en vez de por el plástico desechable. En este artículo descubrirá qué posibilidades existen en la gestión de productos reutilizables y cómo una tecnología de lavado correcta le puede ayudar.


En estos artículos encontrará más información sobre el tema del plástico:
«El problema del plástico» con numerosos datos y cifras de todo el mundo, en el que el plástico está omnipresente, incluidas las consecuencias de los residuos plásticos para el hombre, la fauna y el medio ambiente
«Así evitaremos residuos plásticos» con nueve consejos, que le ayudarán a producir menos residuos plásticos en su vida diaria


La Unión Europea prohíbe el plástico desechable

Cada día, miles de personas se dan el lujo de disfrutar rápidamente de un café de camino al trabajo. Los residuos plásticos o la protección medioambiental dan igual - el café para llevar está de moda. Tan solo en Berlín se sirven alrededor de 20 000 tazas desechables por hora. Esto se traduce en más de 170 millones de tazas al año. En otras ciudades como París, Milán, Zúrich o Amsterdam, los números alcanzan dimensiones similares.

La Unión Europea (UE) ha promulgado una nueva directiva para reducir la fabricación y el uso de artículos desechables de plástico. A partir del año 2021 no se podrán vender determinados «artículos de plástico desechable», que se fabrican total o parcialmente con plástico o poliestireno y que generalmente solo se usan una vez o brevemente. Entre ellos se encuentran, además de las tazas de café, los platos y los cubiertos de plástico, las pajitas, los palos de los globos, los bastoncillos de algodón, los embalajes de poliestireno para comida y muchos otros.

Alternativas problemáticas al plástico desechable

La prohibición anunciada del plástico desechable provoca que salgan al mercado cada vez más materiales inusuales y novedosos métodos. Por ejemplo, las tazas para el café para llevar se producen a partir de materias primas renovables como el bambú, la hoja de palma, el bagazo (producto del procesamiento de la caña de azúcar) o el maíz, lo que tiene por objetivo calmar la conciencia medioambiental de los consumidores.

Una mirada más de cerca a estas alternativas supuestamente ecológicas revela grandes desventajas. Una de ellas es, por ejemplo, que las tazas fabricadas de bambú contienen la mayoría de las veces melamina. La resina sintética sirve como pegamento para mantener unidas las fibras vegetales. El problema es que a temperaturas superiores a 70 grados libera formaldehído nocivo, que se sospecha que puede causar cáncer. Además, las tazas no se pueden reciclar.

La solución más limpia: reutilizar en vez de desechar

¿Cómo se pueden evitar de forma eficiente los residuos plásticos? Solo si se combinan dos cosas: por una parte, deberíamos renunciar consecuentemente a los productos de plástico, allí en donde sea posible. Por otro lado, estos productos de plástico deberían volver a ser reutilizados cuantas más veces mejor, allí en donde sea necesario. En otras palabras: reutilizar en vez de desechar.

cup&more (DE): lavado sobre ruedas en eventos de todo tipo

Un lavavajillas de cinta transportadora M-iQ de Meiko montado en un semirremolque
Michael Andresen desarrolló una solución móvil para la limpieza de grandes cantidades de vajilla: un M-iQ de Meiko en un camión

Michael Andresen, fundador y propietario de «cup&more – Andresen Mehrweglogistik», nos muestra cómo puede funcionar todo esto. Hace ya años que el innovador empresario de Bad Segeberg tiene montado un lavavajillas comercial M-iQ de Meiko en un semirremolque y viaja con esta «mobile cleaning unit» por toda Europa. El equipo de Andresen lo utiliza en el Wacken Open Air, uno de los festivales de heavy metal más grandes del mundo.

También en el mundial de fútbol del 2006 en Stuttgart, cup&more lavó con el M-iQ alrededor de 1,5 millones de tazas reutilizables. Y un millón de tazas en el mercadillo de Navidad de Dresde.

El éxito de este modelo de negocio se debe, por un lado, a la flexibilidad de Andresen y, por otro lado, a la enorme amplitud de su oferta. En cup&more se puede tanto alquilar como comprar tazas reutilizables e imprimirlas de forma personalizada, si así se desea. A ello se añade el servicio de lavado flexible sobre el terreno.

Michael Andresen también tiene una solución para los clientes fijos como panaderías y cafeterías: las tazas para llevar utilizadas se recogen in situ, se lavan en una central de lavado y desde allí se vuelven a distribuir. El empresario ha desarrollado un software propio para un sistema de depósitos inteligente, para que este circuito funcione correctamente.

CupStack (NL): gestión para una reutilización inteligente

Mirza van Meerwijk, Gawein Hamers y Jeffrey Hool con su compañía CupStack también comparten esta idea de reutilización. Los tres holandeses ofrecen un paquete integral completo para organizadores de grandes eventos, desde el asesoramiento y la logística hasta la coordinación, la limpieza y almacenamiento de tazas de plástico duro. Para ello, los empresarios apuestan también por la tecnología de lavado de Meiko.

Mirza van Meerwijk está convencida del rendimiento del lavavajillas de cinta transportadora M-iQ: «Hemos reducido nuestros costes de personal en un 50 %, porque ahora cargamos directamente el M-iQ y lo descargamos semiautomáticamente.» Además, los empresarios también están entusiasmados con el resultado del lavado (alrededor de 10 000 tazas por hora) y con la elevada sequedad de las tazas.

Mirza van Meerwijk (izq.) y Gawein Hamers (der.) ofrecen con CupStack innovadoras soluciones de reutilización para el catering.
Mirza van Meerwijk (izq.) y Gawein Hamers (der.) ofrecen con CupStack innovadoras soluciones de reutilización para el catering. Gracias al M-iQ de Meiko se pueden lavar hasta 10 000 tazas por hora.

Lo determinante es: la tecnología de lavado correcta

La mayoría de las tazas reutilizables están compuestas por un robusto polipropileno. Aunque es un plástico, su impacto medioambiental es mucho menor que el de las tazas desechables, gracias a su larga vida útil. Además, se pueden reciclar completamente. La condición previa para que el sistema de tazas reutilizables funcione bien es una tecnología de lavado correcta. Las tazas deben ser limpiadas y secadas rápidamente y a fondo para una manipulación óptima y eficiente. Esto solo es posible con un lavavajillas profesional en combinación con productos de limpieza adaptados a la vajilla.

Cambiar ahora de un sistema desechable a uno reutilizable

Todo el mundo puede contribuir a la protección del medio ambiente. Según la Ayuda Alemana para el Medio Ambiente (DUH), solo en Alemania habría por año alrededor de 31 000 toneladas menos de basura si se renunciara al café en tazas desechables. Es difícil imaginar cuán alto sería el número con una prohibición mundial de todas las tazas desechables.