Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Puesto de trabajo gastronomía

Estos 8 errores pueden hacer que usted y sus empleados enfermen

Las bajas por enfermedad afectan a los restauradores de forma especialmente negativa. Cualquiera—ya se trate de propietarios de restaurantes, cafés, bares u hoteles— puede minimizar el riesgo de enfermedad para sí mismo y para sus empleados. A continuación describimos ocho fuentes de error típicas y ofrecemos consejos para evitarlas.

1. Puesto de trabajo mal diseñado

Un motivo fundamental de baja por enfermedad son músculos cansados y huesos sobrecargados. Este es un argumento importante para tener también en cuenta la ergonomía a la hora de diseñar el área de lavado. Si se simplifican y optimizan los diferentes pasos de trabajo, los empleados pueden realizar sus tareas de forma más eficiente. Esto evidencia la rentabilidad de un asesoramiento completo por parte de expertos de planificación o ergonomía.

 

2. Estrés excesivo, reconocimiento insuficiente

Uno de los principales motivos de las bajas por enfermedad son las enfermedades mentales. El trabajo en turnos y bajo una alta presión de tiempo es normal en la gastronomía, pero perjudicial para cuerpo y alma. También es uno de los motivos por el que cada vez menos jóvenes se deciden por un trabajo en este sector. La falta de flexibilidad en los horarios, los largos turnos de trabajo y el alto factor de estrés pueden llevar rápidamente a la fatiga y el agotamiento. Si además falta el aprecio de los compañeros, el jefe o los clientes, el resultado puede ser la insatisfacción. 
A largo plazo, el agotamiento profesional es ineludible. Consejo: asegúrese de que sus empleados realicen suficientes pausas y de que no doblen turnos. Felicite a sus empleados por un trabajo bien hecho. 
¡Nada motiva más que el reconocimiento del jefe!

3. Sonrisa continua por reglamento

La amabilidad es en la gastronomía uno de los preceptos más importantes. Al fin y al cabo, el cliente debe poder sentirse a gusto. Sin embargo, una sonrisa forzada y continua es el camino equivocado. También debería tener límites el lema "El cliente es el rey". Mostrar siempre un carácter alegre, a pesar de albergar sentimientos completamente diferentes, puede hacer peligrar la salud. El resultado pueden ser enfermedades psicosomáticas, desde depresiones hasta problemas cardiovasculares, pasando por hipertensión arterial. En principio, los requisitos emocionales en el trabajo no tienen por qué ser negativos. También pueden estar relacionados con la satisfacción laboral y el cumplimiento del deber. Quien está satisfecho con su trabajo, se siente valorado por su superior y recibe una remuneración adecuada tendrá una mayor tendencia a realizar bien sus tareas y a compartir esta satisfacción con su entorno.

4. Higiene insuficiente

Es bien sabido que una higiene insuficiente puede causar infecciones. Bacterias, virus y parásitos pueden provocar enfermedades. Esto demuestra la importancia de disponer de un sistema bien diseñado de gestión de la higiene para restaurantes, cafés, bares y allí donde se procesen alimentos. Para tomar las medidas correctas, recomendamos seguir el concepto APPCC.

5. Ambición mal entendida y sentido del deber

A pesar de estar enfermos, muchos profesionales de la hostelería y gastrónomos van a trabajar. Los motivos de ello son diversos. A menudo, los enfermos no quieren dejar en la estacada a sus compañeros de trabajo. Algunos también tienen miedo a perder su puesto de trabajo. Sin embargo, una ambición mal entendida puede tener efectos desastrosos: en la fase inicial de un resfriado, el peligro de contagio es muy alto. Los compañeros sanos pueden enfermar rápidamente. Además, esto afecta a la higiene en la empresa. Finalmente, esto podría agravar la enfermedad y prolongar su duración.

Lamentablemente, en la gastronomía no es raro ir a trabajar a pesar de estar enfermo.

6. Siempre a todo vapor en la cocina

Los sistemas de ventilación sofisticados son imprescindibles en cocinas comerciales. Allí donde se cuece, fríe y lava a destajo se genera gran cantidad de vapor. La humedad y el calor no solo dificultan el trabajo en la cocina, sino que su combinación crea un ambiente ideal para bacterias y otros gérmenes. Estos se introducen en el organismo humano a través de las vías respiratorias. Otra de las consecuencias de una ventilación insuficiente puede ser la formación de moho en el edificio. Por ello, es importante utilizar tecnología de lavado sofisticada. Los lavavajillas profesionales de MEIKO con sistema de climatización integrado apenas generan vapor visible, por lo que garantizan un mayor confort y ergonomía en la cocina. 

7. Sin pausa para los oídos

Cuando se habla de protección acústica, los gastrónomos piensan sobre todo en los derechos de los residentes locales. Sin embargo, en empresas gastronómicas con grandes comedores y cocinas abiertas, la acústica también puede convertirse en un problema para la salud. Un nivel de ruido permanentemente alto —ya sea por música a gran volumen o por la suma de las conversaciones de los clientes— puede producir estrés e incluso causar daños auditivos. Además, una mala acústica también puede ser nociva para los clientes, los cuales pueden sentirse incómodos en un entorno en el que el ruido es constante. Para crear una ambiente más agradable para los clientes y el personal, es posible tomar medidas constructivas, como techos insonorizantes o materiales que absorben el ruido en las paredes.

8. Manipulación incorrecta de productos de limpieza

Los productos de limpieza pueden contener tensioactivos, fosfatos, combinaciones de fósforo y nitrógeno, conservantes, aromas y colorantes. Estas son las sustancias que hacen que estos productos sean tan peligrosos. Quienes trabajan con ellos deberían saber exactamente lo que hay que tener en cuenta. ¿Necesito determinada ropa de protección? ¿Cuál es la correcta dosificación? ¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de combinarlos con otros productos? Un pequeño error puede tener consecuencias desastrosas inmediatas: irritaciones cutáneas y quemaduras, daños en las vías respiratorias e incluso intoxicaciones.

Si evita estas ocho fuentes de error, tiene usted buenas posibilidades de crear un ambiente de trabajo saludable y productivo. ¿Qué sucede con el tema de la higiene en su empresa? La cocina está llena de lugares en la que acechan trampas de higiene perjudiciales para la salud. Lo que usted puede hacer para mantener limpia la cocina es algo que se explica en el artículo "Trampas higiénicas ocultas en la gastronomía".