Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Reforma como oportunidad

Cuando la vieja cocina gastronómica ya no da más de sí

Zahlreiche Köche arbeiten in einer großen Gastroküche

La gastronomía es un mercado altamente competitivo. Por eso, todo debe funcionar bien en la cocina. Pero si algo falla, se deberá realizar una reforma profesional de la cocina. Los procesos de trabajo, los empleados y las máquinas deberán estar perfectamente coordinados entre sí. Aquí leerá la forma correcta de hacerlo.

Si un restaurante funciona bien, todos están contentos. El restaurador y sus empleados, porque el volumen de negocios es el adecuado. Y los clientes, porque la oferta culinaria les gusta y se sienten bien. Incluso Hacienda se alegra, pero esto es otra historia.

Pero, ¿qué pasa si el negocio de restauración siempre funciona al máximo de sus posibilidades y la demanda va en aumento? ¿Si cada vez más clientes se quedan fuera y deben esperar?

Entonces es tiempo de actuar y de cambiar el negocio para que esté preparado para el crecimiento. Cree más rendimiento y conseguirá un mejor resultado empresarial. Así se hace.

Las empresas gastronómicas aumentarán así la capacidad y la rentabilidad

¿Qué hacer entonces para aumentar la capacidad y la rentabilidad? Observe con más atención el espacio destinado a sus clientes. ¿Puede disponer las mesas y las sillas de otra manera para así aumentar el número de plazas? Pero atención, deberá respetar las condiciones comerciales. ¿Dispone de espacio y de la posibilidad de abrir una nueva zona en el exterior? Entonces podrá aumentar su volumen de negocio en la temporada de terraza.

Pregúntele a sus clientes si vendrían más pronto al local o si desearían quedarse más tiempo. Unos horarios de apertura más largos podrían llenar más la caja registradora. Y lo mismo al revés: si una hora antes de cerrar casi no hay nadie, puede ser más rentable cerrar antes. ¿Pero qué hacer si algo no funciona en la cocina? Entonces los gastrónomos deberán reflexionar sobre si es necesario hacer una reforma profesional de la cocina.

Al efectuar la reforma de la cocina y del área de lavado deberá tener muchas cosas en cuenta

En el proceso de planificación se deberán tener en cuenta varios escenarios, si la nueva cocina gastronómica debe diseñarse de forma que se adapte a las necesidades de los empleados y de los procesos.

Los flujos de trabajo, tanto dentro de la cocina como también entre la cocina, el área de lavado y el espacio destinado a los clientes, deben organizarse mejor. La calidad no debe disminuir incluso si se debe servir más comida en el mismo tiempo. Los clientes, sobre todo los habituales, lo notan de inmediato.

Renovar cocina gastronómica
Diseñadores de interiores y oficiales durante la planificación de una cocina gastronómica

¿Con qué es mejor empezar? Apueste por las cocinas de gas y de inducción. Consumen mucha menos energía que las cocinas eléctricas. ¿Y con qué continuamos? Con la selección del lavavajillas correcto. Un lavavajillas de capota lava fácilmente sartenes y ollas grandes así como utensilios de cocina y es un ayudante fiable en cualquier cocina profesional. Un lavavajillas bajo encimera se adecúa sobre todo para la vajilla para aperitivos, las tazas y los vasos. Según la cantidad a lavar, los picos de trabajo y el personal, se deberá planear y decidir caso por caso. En las consideraciones también se incluyen los trayectos a recorrer. Todo se debe disponer de la forma más ergonómica posible.

Ergonomía como concepto clave

Los dolores de espalda crónicos o las lesiones por aplastamiento en dedos y brazos sólo son una parte de las lesiones, con las que se ven confrontados los empleados de la cocina durante su trabajo. Por eso, los expertos en salud exigen que la ergonomía juegue un papel central en las cocinas modernas o recién reformadas.

La autoridad británica de seguridad laboral «Health and Safety Executive», por ejemplo, le recuerda sus obligaciones a los empresarios y a los trabajadores. Ésta ha editado una guía, en la que ofrece consejos de cómo se pueden prevenir los dolores de espalda y otras lesiones de las extremidades superiores.

Por un lado, los empresarios están obligados a formar periódicamente a su personal, p. ej., en lo referente a las técnicas correctas de elevación y la sensibilización de éstos con respecto a los riesgos. Así podrá contribuir a minimizar las lesiones de su personal. Por otro lado, los trabajadores también deben aportar su granito de arena. Estos deberán intentar proteger su propia salud y la de sus compañeros, manejando correctamente los aparatos, llevando ropa de protección y trabajando de forma segura. Además deberían detectar y también notificar a tiempo los dolores y las molestias.


¿Falla algo en su cocina gastronómica? ¡Entonces no pierda tiempo!

Si sabe cuál es el problema y, a pesar de ello, duda, eso le costará verdadero dinero. Si no está seguro de lo que puede mejorar exactamente o de si vale la pena un área de lavado nueva, hable con nuestros expertos. Ellos le ayudarán a encontrar la solución correcta para su empresa.