Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Todas las opciones para el tratamiento de agua

Salpicadura de vidrio de agua

Cuando invertimos en un lavavajillas industrial esperamos resultados impecables y constantes. La realidad es que cuando el uso del lavavajillas acaba produciendo manchas y rayas en los artículos lavados, obtenemos una vajilla de todo menos limpia. La mala calidad del agua es uno de los factores que puede causar estos malos resultados.

La calidad del agua, a menudo pasada por alto, es un factor determinante en los resultados del lavado. Si el agua no está libre de minerales puede causar manchas y acumulación en los artículos. Incluso cuando se usa un lavavajillas industrial de alta gama, detergente de primera categoría y abrillantador, la mala calidad del agua puede producir resultados decepcionantes del lavavajillas.

Entonces, ¿cómo se trata el agua para garantizar una alta calidad? A continuación, exploramos diferentes opciones de tratamiento y cómo se ajustan a las necesidades específicas del cliente.

Ablandamiento

El ablandamiento del agua es la base para cualquier tratamiento de agua. En presencia de agua dura, el detergente se adhiere a los restos alimenticios dejando manchas en la vajilla y restos de cal dentro del lavavajillas. Por lo tanto, el agua dura necesita ser ablandada para obtener mejores resultados, con independencia del tipo de lavavajillas usado. Los minerales se sustituyen por sales solubles en agua, evitando la acumulación de cal tanto en la vajilla como en el propio lavavajillas. Con el ablandamiento del agua también se reduce la cantidad de detergente y abrillantador necesaria para obtener resultados óptimos. En conclusión, el uso de agua blanda siempre se recomienda para todo tipo de lavavajillas comercial, ya que no solo mejora los resultados, sino que reduce el tiempo de inactividad del lavavajillas necesario para limpiar la cal acumulada.

Desmineralización parcial

En este proceso, las sales y minerales disueltos son parcialmente eliminados del agua, reduciendo su contenido de sal. El intercambio iónico reduce la dureza del agua al añadirle iones de hidrógeno. A diferencia de los iones de sodio utilizados en el proceso de ablandamiento, no dejan residuos. Durante la desmineralización parcial no se generan aguas resduales que haya que descartar, con el ahooro que eso supone. La desmineralización parcial es una solución económica para obtener mejores resultados en el lavado y el enjuague de vajilla, cristalería y cubertería.

Desmineralización total

Con la desmineralización total, todos los minerales y sales son eliminados del agua dura usando un método de intercambio iónico - no dejando prácticamente ningún residuo y eliminando casi por completo la necesidad de pulir la vajilla a mano para obtener un brillo inigualable. La desmineralización total cumple con los requisitos de calidad incluso con las aguas más desafiantes. Se recomienda para reducir drásticamente las manchas en porcelana y cubertería. 

Wasserenthärtung für Spülmaschinen
Ablandamiento del agua - lavavajillas bajo encimera

Si el agua que utiliza su lavavajillas es dura, necesitará aplicar un tratamiento de ablandamiento del agua para eliminar la cal y obtener unos buenos resultados de limpieza.

Geschirrpülmaschinen - Teilentsalzung
Desmineralización parcial - Tecnología profesional de lavado

Si las exigencias aplicables a los resultados de limpieza son elevadas, el sistema más recomendable es la desmineralización parcial.

Spültechnik - Vollentsalzung
Desmineralización total - Tecnología profesional de lavado

El objetivo de la desmineralización total es la eliminación de todos los minerales del agua, intercambiándolos por iones que no dejan residuo alguno.

Ósmosis inversa

Con la ósmosis inversa, los minerales y las sales solubles son completamente eliminados del agua dura utilizando una unidad de ósmosis. La unidad consiste en un sistema de filtración por membrana que retiene casi todas las sustancias extrañas y, como en la desmineralización total, produce agua prácticamente pura. Este proceso genera los mejores resultados, dejando  los artículos lavados relucientes al salir del lavavajillas, sin necesidad de pulir a mano. Además, el consumo de detergente y abrillantador se reducen considerablemente. Durante el proceso se genera una cantidad adicional de aguas residuales para poder retirrar las partículas eliminadas. Sin embargo, es la mejor solución para obtener resultados sin manchas en cristalería fina, ya que elimina el trabajo de pulir a mano y la posibilidad de que se rompan artículos durante este proceso.

Spültechnik - Vollentsalzung
Desmineralización total - Tecnología profesional de lavado

El objetivo de la desmineralización total es la eliminación de todos los minerales del agua, intercambiándolos por iones que no dejan residuo alguno.

Todos estos métodos producen mejoras en los resultados de lavado y secado, especialmente cuando se combinan con las tecnologías de lavado de alta gama de MEIKO. Los sistemas se pueden instalar en los lavavajillas industriales de MEIKO, no solo mejorando la calidad de los lavados, sino también garantizando la longevidad del lavavajillas. 

Para obtener más información sobre las innovadoras soluciones de lavado de MEIKO, visita aquí.