Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution
Icono de la industria hotelera

Hotel Napoléon en París

Un cofre de terciopelo para nuestra máquina revolucionaria M-iClean H

Hotel Napoleon Page Hero

Cada semana, el Menú del Mercado evoluciona para ofrecer platos con productos locales y de temporada. Con una capacidad de 120 cubiertos en el desayuno, 60 al mediodía y 60 por la noche, el restaurante dispone de un lavavasos en el bar, un lavavajillas para el lavado de platos, un lavaollas, y dos lavavajillas de capota. Sin embargo, una de las máquinas de capota necesitaba reemplazarse por razones de antigüedad, de su falta de rendimiento, y también de la dificultad para obtener piezas de recambio para el mantenimiento. Por esto, siguiendo los consejos de su instalador ISCO, el Hotel Napoléon decidió recurrir a la experiencia MEIKO.

En cuanto a ergonomía, Olivier Legentil afirma que "el equipo aprecia particularmente el aspecto muy intuitivo de la pantalla táctil".

En efecto, la facilidad de su utilización es toda una ventaja para su equipo, en el que algunos no dominan la lengua francesa. Situada a la altura de los ojos en un lateral de la máquina, esta ha sido concebida para que su manejo se realice de manera natural. Una vez programado el ciclo de lavado, el personal no necesita manipular más la pantalla. El sistema de capota totalmente automatizado toma entonces el relevo y facilita así el proceso de lavado. A esto se añaden ciclos de lavado reducidos y efectivos. "En efecto, antes con la antigua máquina de capota, a veces teníamos que lanzar dos ciclos de lavado uno después de otro, mientras que hoy un solo ciclo de lavado permite tener una vajilla radiante". Olivier Legentil y su equipo aprecian igualmente el diseño estético de la máquina y de la pantalla táctil. La iluminación LED es una gran ayuda, basta que el pinche eche un vistazo a la máquina para saber su estado de funcionamiento gracias al código de colores Azul y Verde. Puede entonces dedicarse tranquilamente a otras tareas, en particular a las verduras.

Al descubrir el sistema automático de detección de cestas de la máquina, el señor Legentil ha confesado haber pensado que la máquina producía una impresión de fragilidad pero que en realidad se demuestra muy sólida y fiable. Además, MEIKO ofrece una seguridad de funcionamiento y de inversión con 60 meses de garantía sobre todos los componentes eléctricos y mecánicos del sistema de apertura automática. En efecto, la robustez de la máquina es primordial en el sector de la restauración por ser capaz de soportar franjas horarias de lavado intensivas. La máquina se utiliza entre las 6:30 y las 23:00 todos los días del año con picos de uso entre las 8:30 y las 11:00, las 12:45 y las 15:00, y entre las 18:00 y las 21:00, es decir alrededor de 120 cestas de vajilla por día. Por la mañana, los pinches pelan las verduras mientras ponen en marcha la máquina. La simplicidad y la ergonomía de la máquina les permite ser más eficaces y utilizar mejor esa ganancia de tiempo. La carga/descarga más fácil y mucho más cómoda combinada con el concepto de utilización ergonómica de la M-iClean H protege la espalda y la musculatura del personal a la vez que les hace ganar tiempo.