Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

No es cosa de una noche: en Friburgo se escribe la historia viva de los bares

En el One Trick Pony, MEIKO ayuda a conseguir unos vasos y una vajilla inmaculados

Hero one Trick Pony

Mr. Wonky, Wally Walnut y Captain Pugwash conforman el Chaos Coco Club y se miden con Doctor Bergamotto. También participan The Falcon, Poison Ivy y muchos más. ¿Suena a aventura? ¡Nada más y nada menos! Pero no tiene lugar en un lienzo, sino en una carta de bebidas. Una carta que destaca por su originalidad al igual que el propio bar, y cuyas bebidas se esconden tras héroes de cómic; todos se juntan en el One Trick Pony.

Tan solo un año después de su apertura, el bar de la parte antigua de Friburgo se ha posicionado entre los mejores del país. El éxito llegó para el equipo y los gerentes, Andreas Schöler, y Boris Gröner, con la concesión de los Mixology Awards de 2018. Conseguir uno de los Oscar del sector es un honor, pero los camareros de Friburgo obtuvieron un triplete: ¡tres premios! Algo nunca visto hasta la fecha. “Bar nuevo del año”, “Carta del año” y “Mixología del año”: el poni salió disparado al Olimpo de los bares. El nombre “one trick pony”, que designa a quien solo domina un arte que no deja de repetir, en este caso es un simple guiño.

Repetir una hazaña de forma continua no catapulta a nadie hasta situarse entre los mejores bares. Se necesita más. Mucho más. “Se trata de qué hace a un buen restaurador”, dice Schöler, en pocas palabras. Un estrecho pasillo conduce a la impresionante bóveda de dos pisos. Espacioso pero vibrantemente pequeño, fiel al lema “fine drinks & diving”. Su excelente reputación hace mucho que impulsa al Pony y, si bien muchos visitantes no saben qué se ha premiado exactamente, su número se ha duplicado prácticamente de la noche a la mañana. Los ingredientes principales son el disfrute la calidad constante. Para ello, se extraen todos los registros de forma automática y manual. Muchos cocineros pueden mirar con envidia a la cocina, donde se preparan los ingredientes de las 24 bebidas. 91 ingredientes, muchos de ellos de la zona. Cuando se trata de experimentar, hay que tener la mente abierta, ya que no hay cabida para los dogmas del sector. ¿Miedo al contacto? ¡Sinónimo de error!

“Una técnica complicada no es el objetivo en sí. Si nos facilita la vida, lo hacemos, para eso somos los propietarios”, dice Schöler. Entonces, ¿qué hace a un buen restaurador? “Hay que conocer los clientes y la ciudad. En última instancia, el objetivo es reunir a las personas y ayudarles a evadirse de la vida cotidiana durante un rato. A muchos no les importa el esfuerzo que hay detrás de una bebida”.

One Trick Pony globo 2

Hablando del máximo rendimiento: lo mismo se aplica a la tecnología de lavado y también aquí se exige el máximo, también en MEIKO. Más de 400 bebidas pasan cada noche por el mostrador y una persona lava sin parar. Una ardua labor teniendo en cuenta los vasos. Estructuras claras, no hay copas de Chi-Chi, pero algunos están parcialmente pintados a mano. “La máquina proporciona unos resultados excelentes, ya no es necesario pulir. Los vasos se enfrían rápidamente y pueden pasar directamente al escarchador.” comenta satisfecho Schöler. Pero no tiene que ver solo con los vasos. A causa de la gran cantidad de ingredientes propios, la tecnología de lavado se enfrenta a oponentes completamente diferentes en la cocina: sirope, restos de hierbas, pulpa y mucho más. Secos o no: todos los restos de los experimentos y de la preparación desaparecen gracias a MEIKO. Así se garantizan también resultados brillantes en la cocina. A veces, es así de fácil; a veces, la vida puede ser un simple paseo en poni.